A diferencia de series como Smallville o Arrow. The Boys no es la típica serie de superhéroes donde los chicos buenos son perfectos, y los villanos son malvados. Podemos clasificarla incluso como un drama de superhéroes, oscuro y por demás violento.

Con todo y esto, The Boys ha tenido que superar la difícil tarea de sobresalir en un género increíblemente saturado. Sin embargo, es eso mismo lo que da la pauta para que esta serie exista.

En The Boys, los superhéroe no son lo que parecen

The Boys plantea la idea de un mundo en el que los superhéroes son reales. Con esa premisa se mantiene hasta la extensión lógica de que los superhéroes son humanos. De hecho, son personas imperfectas, desordenadas, a menudo crueles y egoístas.

Como tal, un superhéroe en The Boys puede ocasionar estragos inconmensurables con el pretexto de llevar a cabo sus hazañas. Esto queda muy bien reflejado en la primera escena del primero episodio.

Aparece un superhéroe muy similar a Flash llamado A-Train. El corre tan rápido y sin precaución alguna, que descuidadamente termina atravesando el cuerpo de una mujer. El cuerpo de la mujer se convierte en una fina niebla roja.

El novio de esta chica, se queda sosteniendo las únicas dos partes de su cuerpo que el descuido de A-Train no desintegró. Sus manos. Más adelante, una joven reclutada para unirse al grupo de superhéroes conocido como Los Siete.

Se da cuenta al instante de lo equivocada que estaba al idolatrarlos. El personaje de Starlight, se siente abrumada por la experiencia de ingresar a la impresionante sede de Los Siete.

Pero toda esa grandiosidad se viene abajo cuando su héroe más amado (Deep), se baja los pantalones e insinúa que Startlight se encuentra ahí, para algo más que solo salvar vidas.

No, estos no son los superhéroes a los que estamos acostumbrados. La conclusión más simple es que en The Boys, los superhéroes son simplemente repugnantes.

¿De qué trata The Boys?

En The Boys, “The Boys”, es un grupo que está decidido a desenmascarar a todos esos amados superhéroes. Ellos saben que en realidad son corruptos, psicópatas y criminales, que siempre intentan sacar provecho de sus poderes.

Al igual que los propios superhéroes, los cuales son imitaciones obvias de superhéroes como Aquaman y Superman. The Boys también es un grupo formado por perdedores de naturaleza distinta.

Sus identidades e historias se mantienen un tanto en el misterio. En todo caso, gran parte de lo que hacen The Boys, y muchas de las fechorías de Los Siete. Usualmente terminan con un baño de sangre extremadamente gráfico.

El giro en la trama se revela cuando descubrimos que los superhéroes son controlados por una corporación global llamada Vought. Esta corporación es la encargada de mantenerlos en línea, e incluso organiza sus actividades.

También se encarga de comercializarlos, promoverlos y licenciar sus imágenes. Además, planifica sus victorias, y programa sus apariciones ante la prensa.

Opinión sobre The BoysThe

Boys plantea un mundo donde existen superhéroes que en su mayoría son villanos. La parte más interesante sin embargo, es la forma en la que esta serie retrata al capitalismo corporativo, reflejado en la corporación Vought.

Esos criminales no tendrán poderes sobrehumanos como Los Siete. No obstante, son demasiado reales y creíbles, que al final es exactamente el punto clave de la serie.