Mell y el arte de los Hama Beads

Inauguramos nuestra sección de entrevistas con una mujer que le corre el arte por las venas, ella es Mell_ocotton (seguidla en Instagram, una pasada lo que hace), artistaza de Hama Beads. Darle las gracias a Mell por su tiempo y por ponerlo tan fácil, me ha dicho que la próxima será por videollamada, ahí queda eso!

Por si no la conocéis, os dejamos con una breve descripción de Mell.

Buenas, mi nombre real es Estela, tengo 35 años, adoro los gatos (tengo seis) y soy una friki, pero de absolutamente todo, no hay nada que creo que no coleccione jajaja, consolas, juegos, figuras, comics, tazas, películas. Me encanta el manga, el anime y cómo debilidad diré Totoro Totoro.

¿Cómo descubres esta pasión por los Hama  Beeads?

Los descubrí por casualidad, un día pensé, “debería de existir algo con lo que crear”, ya sea retratos personales, animes, personajes de videojuegos, logos etc… dispuesta a averiguar busque información y para mi sorpresa, no es que solo existía es que hacía 50 años que se había inventado, en ese instante pensé: ¡tengo mucho lag!

Imagino que empezar en este mundo de los Hama no es fácil, sobre todo por el tema de donde encontrar información de calidad para aprender o perfeccionar la técnica ya aprendida, ¿Cómo fue tu aprendizaje?

Al principio no sabía si me iba a gustar o no, así que empecé creo que un poco como tod@s buscando plantillas en las redes y haciendo trabajos pequeños para ver si tenía la paciencia necesaria para ello (la tenía). Conforme pasó el tiempo me di cuenta que hacer cosas pequeñas o ya creadas no era realmente el camino que quería seguir, quería hacer trabajos llenos de color y de vida, verlos puestos en mis paredes y es que el hama tiene una cosa y es como te guste, te genera adicción, pero de la buena. Información poca, sobre todo en España y en América eran un tanto reticentes ni siquiera a contestar los mensajes, así que me puse con tutoriales de YouTube, empecé con Photoshop, hasta que encontré Gimp y a partir de ahí se me abrió el mundo de posibilidades que yo había creado en mi cabeza.

¿Cuántos años llevas creando Hama Beads?

Llevo tres años haciendo hama beads, he tenido varios parones, el más largo de medio año por situaciones personales, pero mi intención era estar lo mejor posible, lo más rápido posible para seguir creando.

¿Cuánto tardas en realizar tus obras? ¿Y la que más has tardado?

Al principio tardaba mucho, me perdía bastante, o tenía algún accidente de novata donde acababa todo el trabajo deshecho. Ahora tardo una media de 30 horas en un trabajo grande, aunque por ejemplo con Mulán tardé 50 horas. El que más he tardado es en el que están todas las transformaciones de Goku, que también ha sido el más grande, fueron 120.000 piezas y tardé unas 100 horas más o menos.

El tamaño de tus creaciones es un punto muy diferenciador del resto de artistas de Hama Beads, ¿Cuál es la razón?

Elegí hacerlos más grandes porque es verdaderamente cómo más me gustan, poder tener una pieza de mas de un metro en la pared, verla y pensar que bonita es, me llena de satisfacción, a parte que algo más grande aporta un detalle y un realismo que realmente impresiona y yo busco esa impresión de ver algo y decir, es pixel, pero parece real.

Esta pregunta se la hice a Mell y pensé que no se iba a mojar, pero una vez más estaba equivocado. Mell, si tuvieses que quedarte solo con una de tus creaciones, ¿Cuál elegirías?

Jorge, si que es una pregunta difícil, pero me voy a mojar y voy a decir sólo una, espero que me perdonen las demás jajaja! Boku No Hero es uno de mis animes favoritos y esta imagen donde esta Midoriya, Mirio, Uraraka, Kirishima y Asui es para mí, mi trabajo más bonito y especial.

Hay un gran salto entre crear cosas para uno mismo y vender cosas para los demás, no debe ser fácil dar ese paso: nervios al qué dirán de mi trabajo, las críticas, el síndrome del impostor… Ya sabes, todas esas cosas que uno mismo se mete en la cabeza y son difíciles de eliminar, ¿Cómo pasaste por ese proceso?

Aún lo recuerdo y ahora me río pero lo pasé mal, al principio me negaba, no quería deshacerme de mis trabajos, luego pasé por la fase de no voy a estar a la altura, me daba miedo decepcionar a las personas, fue un proceso lento, muy lento, lleno de inseguridad hasta que un día dije Estela es bonito que alguien quiera tener algo tuyo y poder sacarles una sonrisa, a partir de ahí, algo en mi mente cambió y ya no quería que mis trabajos sólo los tuviese yo. Pero este proceso ha sido gracias a todo el apoyo y la compresión que siempre he tenido por parte de mis  seguidor@s, que con cada palabra de ánimo me estaban dando la fortaleza y la seguridad de mejorar y siempre querer mejorar por y para ell@s, es por ell@s sin ninguna duda que logre vencer todas las barreras.

Cuéntanos un poco tus planes de futuro respecto a los Hama.

Mi plan de futuro se resume en que los hama beads, sean reconocidos como un arte, es una meta que me he marcado, ya que tengo comprobado que son capaces de generar felicidad, sacar sonrisas, llenarte de nostalgia, al fin y al cabo trasmitir emociones y eso es para mí arte en estado puro, así que quiero que el mundo pixel adquiera el valor que es capaz de trasmitir, de momento es el objetivo que tengo, en un futuro no descarto nada, pero ahora esa es mi prioridad.

A las personas que están pensando en empezar un proyecto personal o quieren monetizar su pasión, ¿Qué consejos les darías?

Mi consejo es sobre todo la confianza, que es lo que me faltaba a mí, si alguien quiere un trabajo tuyo y te ha elegido a ti, es porque realmente le gusta tu manera de trabajar y creo que eso siempre hay que tenerlo presente cuando llegue la inseguridad de la que hablaba antes, también ayuda mucho rodearse de personas que te apoyen, y sobre todo que piensen en la ilusión que le va a hacer a esa persona cuando llegue a su casa un paquete donde has dado lo mejor de ti. En todo este tiempo me he dado cuenta que las personas tienen un respeto por lo artesanal impresionante así que monetizar es algo natural, lo mismo que tu lo haces con toda la ilusión, ell@s te pagan por el reconocimiento al trabajo, estamos rodeados de personas excepcionales, así que nunca jamás uno se debe de sentir mal por cobrar por su trabajo.

Quiero despedirme dando las gracias primero a ti, por ser una persona tan amable y realizarme este pedazo de entrevista y segundo a tod@s las personas que a lo largo de los años están a mi lado y las que van llegando ya sabéis que formáis parte de mi familia!

Un abrazo, Mell!